sábado, 1 de marzo de 2014

Que triste Madrid sin ti

Amanece de nuevo, el día gris como los mil últimos, tengo la sensación de llevar toda mi vida en un día gris, plomizo, quejumbroso. A veces me limito a mirar la ventana con las esperanza de ver un rayo de ti, de esperanza. De calor y de sabiduría. Tu luz me devuelve la vida y el deseo, esa pasión que con el color del acero desaparece entre mullidas mantitas de forro polar tan cándidas y confortables, muy calentitas.

Amanece de nuevo y miles de días de triste lluvia aparecen otra vez en tus pupilas llorosas. ¿Acaso hemos hecho algo mal y nos has abandonado?.
Amanece de nuevo, el viento sopla aguerrido en tu falta y ausencia, depreciando las sombras y huyendo por los rincones de esta ciudad, Madrid. ¿Acaso no echas de menos iluminar sus callejones?
Amanece de nuevo, amanece de nuevo. Que triste Madrid sin ti.

1 comentario:

Alicia Pertegas dijo...

Tiempos de lluvia, dias grises... pero...El sol volverá a lucir!